Deliveroo pierde: riders falsos autónomos (sentencia)
29 julio, 2019
Ahora el empleado puede definir su horario a medida
3 septiembre, 2019

Deliveroo tiene que cambiar su modelo de negocio

La sentencia del Juzgado Social 19 de Madrid de 22 de julio de 2019 ha supuesto un golpe definitivo al modelo de negocio de Deliveroo. Muchas cosas van a cambiar.

Aunque Deliveroo ha anunciado que recurrirá la sentencia, lo cierto es que se ha estimado la demanda interpuesta por la Tesorería General de la Seguridad Social contra Roodfoods Spain (Deliveroo) y declara que los trabajadores demandantes (repartidores de comida a domicilio, comúnmente conocidos como riders) estaban sujetos a una relación laboral. ¿Puede Deliveroo continuar este modelo de negocio que se encuentra pendiente de recursos judiciales?. ¿Permitirán los accionistas de Deliveroo que la empresa no adopte un plan de respuesta y contingencia de forma inmediata con independencia de los posibles recursos contra la sentencia?.

Todos conocemos que el mundo de los negocios es implacable y con independencia de la imagen exterior que Deliveroo pretende dar confiando en el recurso, internamente ya está trabajando en un cambio radical de su modelo de negocio a fin de evitar nuevos juicios y que aumente una contingencia que lastra sus resultados financieros.

Deliveroo tiene que cambiar su modelo de negocio Clic para tuitear

Ante esta situación, las salidas o soluciones que tiene Deliveroo son varias:

1.Aceptar que sus riders son empleados

De este modo, aumentaría la plantilla de la empresa y evitaría totalmente nuevos pleitos en esta materia.

Esta solución se presenta compleja ya que no sólo implica aumentar costes laborales (respeto al salario mínimo aplicable y pagos de Seguridad Social), también la organización sindical de los empleados y sus derivadas (convenio colectivo propio, movilizaciones, etc.).

Y, sobre todo, ese aumento de costes directos e indirectos y de gestión repercutiría directamente sobre el cliente (el cual, desconocemos si está dispuesto a pagar más por los servicios de Deliveroo). Tampoco minusvaloremos el impacto que la marca ha sufrido en su imagen pública tras la sentencia.

2.Cambiar el modelo actual para que realmente corresponda al de prestación de servicios de un autónomo

Para ello, Deliveroo debe eliminar y/o modificar todos aquellos aspectos centrales que indica la sentencia:

  • propietario real de los medios de producción,
  • plataforma digital que empareja oferta y demanda,
  • libertad del rider de aceptar o rechazar un pedido,
  • valoración del servicio de los repartidores y su relación con la asignación de pedidos,
  • quien gestiona las incidencias de los pedidos,
  • con quien contactan los clientes, etc.

3.Finalizar su actividad comercial en España

No sería un caso nuevo. Uber finalizó su actividad en Dinamarca tras la aprobación de una ley que regulaba su sector, Cabify y Uber cesaron su negocio en Barcelona, etc.

Si la solución uno o dos no son factibles, Deliveroo finalizará su actividad en España, salvo que el mercando y los clientes soporten un fuerte incremento en el coste del servicio.

Por tanto, esta sentencia será objeto de recurso y habrá que estar al resultado del mismo, pero empeora Deliveroo y otras empresas del sector como Glovo, Amazon, etc. están preocupadas por la viabilidad futura de sus negocios.

Confiar la solución a una regulación específica para este sector resulta poco fiable. La experiencia nos indica que el legislador siempre va por detrás de la sociedad y sus necesidades y que carece de flexibilidad, algo indispensable en las nuevas formas de actividad económica que plantea el siglo XXI. Nos jugamos un sector de negocio y actividad que crea empleado y también decidir que modelo de empleo queremos generar. Sin duda, esta sentencia abre en canal el gran debate del modelo de relaciones laborales en España.