Los repartidores de Glovo y Deliveroo son falsos autonomos
Al final, ¿los repars de Deliveroo o Glovo son falsos autónomos o no?
1 abril, 2019
El acoso sexual fuera del trabajo no es motivo de despido
3 abril, 2019

Protocolos de actuación internos: riesgos para la empresa

Protocolos laborales de compliance: riesgos para la empresa

Protocolos laborales de compliance: riesgos para la empresa

La proliferación del compliance empresarial ha generado numeroso protocolos y políticas empresariales, pero ¿son siempre una ayuda?. La respuesta es no.

El establecimiento de políticas y procesos internos que no se completan acarrea graves consecuencias en el ámbito laboral. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco establece como improcedente el despido disciplinario de un empleado a pesar de cometer de manera reiterada actos de discriminación sexual, así como comentarios machistas y xenófobos, lo que constituye una situación de acoso laboral.

No seguir la norma de compliance complica los despidos Clic para tuitear

La empresa despidió al trabajador por motivos disciplinarios y el Juzgado de lo Juzgado de lo Social de San Sebastián desestima la demanda del trabajador declarando procedente el despido disciplinario. Ante tal pronunciamiento, el trabajador interpone recurso de suplicación por diversos motivos, entre los que destaca que no se le otorgó el trámite de audiencia previa que se recoge en el Código Ético de la empresa.

Pues bien, el Tribunal Superior de Justicia da la razón al empleado y estima su recurso de suplicación y declara el despido improcedente, puesto que la empresa no siguió su propio procedimiento interno, previsto en caso de denuncias e investigaciones por violación de la conducta ética.

Aunque la conducta del empleado constituye causa suficiente para declarar su despido como procedente por contravenir, entre otros, el contenido del Código Ético de la empresa, al final, el incumplimiento del procedimiento establecido en el mismo texto interno acarrea su improcedencia.

En conclusión, evitando modas y tendencias, debe valorarse cuidadosamente el establecimiento de políticas y procesos ya que de no ser seguidos y completados podrán acarrear resultados no deseados.