Desconexión digital en el trabajo
11 febrero, 2019
Como afecta la subida del salario mínimo a 900 euros
12 febrero, 2019

Resiliencia: el secreto de los grandes profesionales

¿Qué es la resiliencia?

Cada vez más empresas capacitan a sus equipos en el perfeccionamiento de la resiliencia para mejorar competencias técnicas y emocionales, enfrentar la actual situación de crisis y adaptarse al cambio.

La Real Academia Española facilita dos acepciones al término:

  1. Capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.
  2. Capacidad de un material elástico para absorber y almacenar energía de deformación.

Todos somos resilientes

Todos sentimos malestar, dolor emocional o dificultad ante las adversidades. Con todo, superamos esas situaciones difíciles ya que nuestra resiliencia nos ayuda afrontar la dificultad y adaptarnos. La investigación ha demostrado que la resiliencia es ordinaria, no extraordinaria. La gente comúnmente demuestra resiliencia. Un ejemplo es la respuesta ante ataques terroristas o desastres de la naturaleza.

Para saber que es la resiliencia y en que consiste Clic para tuitear

La resiliencia no es una característica que la gente tiene o no tiene. Incluye conductas, pensamientos y acciones que pueden ser aprendidas y desarrolladas por cualquier persona. Estamos, por tanto, ante un instrumento que puede ser adquirido con aprendizaje y adiestramiento.

Fomentar la resiliencia

Tanto a nivel organizacional como personal, la resiliencia significa atravesar los desafíos con la mayor naturalidad posible, mantener un buen nivel de relaciones interpersonales, la calidad de vida en el trabajo, el desempeño y la productividad. Es una competencia clave que muchas organizaciones se han propuesto fomentar.

Las empresas y profesionales que pivotan sobre la resiliencia activan seis claves fundamentales:

  1. Buscan favorecer los contactos cara a cara de manera no conflictiva.
  2. Aplican políticas y valores claros.
  3. Incentivan la cooperación y buena convivencia.
  4. Fomentan el aprendizaje mutuo de dar y recibir apoyo y afecto.
  5. Se ponen metas realistas.
  6. Promueven la participación.

En estos tiempos de cambio, muchas empresas y profesionales en proceso de adaptación saben que la resiliencia es un instrumento que otorga una ventaja competitiva que convierte, de manera positiva, cada momento difícil en una oportunidad de crecimiento.

Habilidades de las personas resilientes

Las personas resilientes se asientan sobre tres características:

  1. Saben aceptar la realidad tal y como es.
  2. Poseen una profunda creencia en que la vida tiene sentido.
  3. Tienen una inquebrantable capacidad para mejorar.

Además, presentan las siguientes habilidades:

  • Identifican las causas de los problemas para impedir que vuelvan a repetirse en el futuro.
  • Controlan situaciones, sobre todo adversas, permaneciendo centrados.
  • Saben controlar sus impulsos y su conducta en situaciones de alta presión.
  • Piensan que las cosas pueden ir bien, tienen una visión positiva del futuro.
  • Se consideran competentes y confían en sus propias capacidades.
  • Son empáticos.
  • Buscan nuevas oportunidades, retos y relaciones para lograr más éxito y satisfacción.

Para las organizaciones y sus directivos la resiliencia ha devenido en una de las principales características dentro de cualquier proceso de contratación o formación. Su adquisición supone una ventaja competitiva a nivel profesional y personal.